Microservicios en Javascript – Parte I


Microservicios en Javascript – Parte I

Ultimamente se ha hablado mucho de microservicios. Pero, ¿Qué son los microservicios?.

En palabras simples, el concepto se refiere a un estilo o patrón de arquitectura de software donde la lógica se distribuye entre procesos independientes que se comunican entre si por medio de APIs agnósticas.  Las características de estos procesos es que son pequeños, no tienen dependencias entre sí y se enfocan en realizar tareas pequeñas y específicas.  En la práctica, cada uno de estos procesos podría estar escrito en un lenguaje diferente o residir en una maquina diferente.

¿Cuales son las ventajas de una arquitectura como esta?

Generalmente cuando iniciamos un proyecto, el desarrollo es realizado por un equipo encargado de la totalidad del código. A medida que el código se hace más grande y requiere modificaciones, éstas van adquiriendo mayor complejidad y cada alteración se transforma en un riesgo. El proyecto se vuelve dependiente del equipo en cuestión y dependiendo de las decisiones originales, el proyecto puede o no ser escalable.

Una arquitectura de microservicios nos permite dividir las responsabilidades fácilmente, llegando al punto, en casos extremos, de tener un equipo por cada servicio. Las alteraciones, al ser realizadas dentro de un contexto de partes independientes, son mas simples y por defecto, en caso de requerir escalar el sistema, los servicios se pueden distribuir en distintas máquinas. La integración de nuevos servicios es trivial.

Una aplicación

No existe mejor manera para entender e ilustrar los conceptos que ponerlos en práctica. Para ello vamos a construir una pequeña pero funcional aplicación utilizando Node.js para el servidor y AngularJS para el cliente.

Las bases

Para construir la aplicación, necesitamos tener instalado Node, Yeoman y Bower, que son respectivamente :

  • Un framework en Javascript orientado a eventos para crear aplicaciones de red
  • Una aplicación para crear bases y maquetas de proyectos
  • Un gestos de dependencias

 

Existen muchas maneras de instalar Node, dependiendo del sistema operativo que tengas. Las distintas alternativas están enumeradas en su página Web (http://Node.js).

Una vez que tenemos instalado Node, Yeoman y Bower se pueden instalar por medio de la interfaz de comandos:

npm install -g yo

npm install -g bower

Una vez que tenemos todo instalado, procedemos a la instalación del generador de Yeoman para proyectos sobre un framework de microservicios para Node llamado Seneca.

(Si quieres aprender lo básico de Yeoman, aquí hay un artículo útil  http://www.33sur.cl/maqueteando-proyectos-rapidos-en-js/)

 

npm install -g yo generator-seneca

 

Y para generar la base del proyecto, basta con crear un directorio, acceder al mismo y ejecutar el siguiente comando:

yo seneca

 

Esto va a crear una estructura de directorios como esta:


test-seneca
|
|-- client  (Lógica cliente en angularJS)
| |-- css
| |-- js
| |-- partials
| |-- index.html
|-- server (Lógica de microservicios en el servidor sobre Node)
| |-- api.js
|-- test
| |-- functional
|-- bower.json
|-- package.json
|-- server.js

 

Con el comando:

npm start

Se puede iniciar la aplicación de prueba generada por yeoman. Para poder verla, es posible acceder por medio del navegador con la URL http://localhost:4000 y deberías ver una pantalla como esta:

Captura de pantalla 2016-03-13 a las 5.01.08 p.m.

 

En el siguiente artículo, investigaremos el funcionamiento de la aplicación de ejemplo y crearemos nuestra propia API

 

Write a Comment